Crece un 30% la aportación de envases ligeros al contenedor amarillo en pleno confinamiento

Lorca recicla un 30% más de envases ligeros y un 38% más de envases de vidrio en pleno Estado de Alarma decretado por el Gobierno de la Nación en un intento de frenar la propagación de la pandemia provocada por el virus respiratorio COVID-19.

La recogida selectiva de envases ligeros depositados en el contenedor amarillo ha superado la barrera de este año, si bien no ha roto el techo de diciembre de 2019, que con 67.300 kilos contribuyó a batir el récord de un ejercicio completo justo cuando se cumplían dos décadas de su puesta en marcha en el municipio.

Este mes de marzo se han alcanzado 66.940 kilos, la segunda mejor cifra de la serie mensual histórica un 30,49% por encima del mismo periodo de 2019. En lo que va de año se ha acumulado un aumento medio del 27,42% respecto al primer trimestre del año pasado.

Eso resulta un indicador positivo tanto de la actitud ciudadana como de la prestación del servicio por parte de Limusa, no viéndose mermado durante esta etapa iniciada el 14 de marzo, ni en las recogidas selectivas ni en los servicios que cumplan las recomendaciones oficiales en medida de seguridad ante la posibilidad de contagio. La implantación de una ruta desagregada para el casco histórico con una treintena de unidades sobre acera podría haber contribuido a facilitar la labor a los residentes de esta zona.

El ejercicio 2019 cerró con respecto a 2018 con una mejora en la aportación media del 26%. Porcentaje que a fecha de hoy relativamente ya se supera en al menos un punto de crecimiento sobre el año que marcó el máximo histórico.

En cuanto a los envases de vidrio, la aportación a la campana verde también ha crecido en similares parámetros. El incremento relativo en la comparativa del mismo mes de un año para otro es del 38%, aunque el acumulado del primer trimestre es algo inferior.

Considerando que los estudios del SIG Ecovidrio indican que aproximadamente la mitad de los envases de vidrio los genera el canal Horeca, uno de los grandes damnificados por esta crisis sanitaria, resulta que el mes de marzo ha sido el más fructífero con un 38% de aumento mensual y un acumulado en el primer trimestre del 8% respecto a iguales periodos de 2019.

En cuanto al papel, se muestra como el residuo de la fracción selectiva más estable, moviéndose en cifras equivalentes a las del ejercicio pasado. Lo que también sería destacable tras el cierre del comercio y el cese del consumo, uno de sus mayores generadores.