Limusa completa la segunda fase de implantación de la recogida separada de biorresiduos que se extiende ya por Avenida Europa y Fuerzas Armadas

De esta forma, se van cumpliendo objetivos previstos en la hoja de ruta de implantación de esta recogida selectiva en el municipio, cuya segunda fase de implantación tras la experiencia piloto en Juan Carlos I se inició con la implicación vecinal del barrio lorquino Alfonso X al protagonizar una iniciativa europea de reciclaje colaborativo de biorresiduos consistente en el compostaje de la materia orgánica desechada en sus hogares para la obtención de abono para suelos.

Con todo ello, se encuentran disponibles contenedores destinados a albergar el residuo separado de la materia orgánica en áreas de aportación soterradas de vías principales en la prolongación de Juan Carlos I en dirección a Murcia.

En concreto, se ha implantado en los contenedores soterrados emplazados en Avenida Europa y sus transversales Avenida Paso Encarnado y Paseo de Guerra, y en Avenida Fuerzas Armadas.

Como en su primera etapa, los contenedores estarán identificados a tal efecto para el tipo de residuo al que se destina, que recordemos se trata de albergar los residuos biodegradables y los desechos orgánicos.

En este contenedor marrón se debe depositar los restos de comida en general, como pieles y restos de frutas y verduras, restos de carne, de pescados y mariscos, de pastas y arroces, cascaras de huevos, posos de café y té, pan, pequeños residuos de jardín (hojarasca, hierbas, flores y plantas), así como servilletas y papel de cocina usado (manchado de alimento, no el utilizado en la limpieza del hogar) o tapones de corcho.