Misión, visión y valores

Misión

Limusa es una mercantil pública con estructura empresarial para satisfacer la demanda ciudadana en materia de limpieza viaria y recogida de residuos, fundamentalmente, e implementada en la prestación de otros servicios cuya raíz común es la de tener carácter municipal, esto es, responsabilidad de la Administración local.

Nuestro cliente potencial es cualquier ciudadano del término municipal de Lorca que genere residuos municipales, esto es, los sólidos urbanos y asimilados. Y es nuestra misión cerrar el círculo de tratamiento integral desde su entrega por el productor, el ciudadano, hasta su recuperación por medio de la valorización de subproductos.

Además de nuestras competencias en la prestación de servicios públicos, y de satisfacer la demanda de nuestro cliente principal, el Ayuntamiento en representación de todos sus ciudadanos censados, es misión de empresa municipal el estricto cumplimiento de la norma, dando ejemplo ante las Administraciones y sus entidades así como para con nuestros empleados, siendo ejemplo diferenciado de respeto laboral y personal hacia ellos.

Visión

En el futuro inmediato, la gestión de la recogida de residuos sólidos urbanos y su tratamiento, principal actividad de esta organización, se enfrenta a un gran reto: minimizar la generación y el vertido de residuos.

Para ello, ciudadanos y entidad municipal habrán de ir de la mano tanto en la actitud en el hogar en forma de separación en origen de los residuos como en la disposición de herramientas y medios que aseguren la correcta gestión de los mismo, maximizando la recuperación de materiales y minimizando el rechazo con destino a vertedero.

Se hará necesario, pues, la programación de cuantas acciones comunicativas, informativas, la reserva de recursos económicos y financieros, y la previsión de recursos humanos, necesarios y suficientes para alcanzar dichos objetivos.

Valores

En Limusa, como empresa municipal que es, trabajamos con el objetivo de dar una solución a los residuos municipales que genera el ciudadano, al mismo tiempo que a cumplir con una prerrogativa legal del Ayuntamiento hacia ellos, así como a cubrir con recursos públicos determinados servicios de obligado cumplimiento para la Administración local en su relación igualmente con la ciudadanía.

En ese ámbito, nuestro comportamiento ante estos objetivos son:

  • Transparencia en la gestión global de la empresa, tanto para sus recursos económicos como para los humanos.
  • Responsabilidad Social, tanto con los recursos internos como con el entorno
  • Responsabilidad ambiental, cuidando el medio ambiente en materia de residuos
  • Empleo, siendo referente en la incorporación de colectivos desfavorecidos al mercado de trabajo
  • Eficiencia, adoptando el formato adecuado para la óptima prestación de servicios municipales con la menor repercusión de carácter impositivo posible .