Planta de afino

Planta de afino

La planta de afino del Centro de Gestión de Residuos, puesta en marcha en agosto de 2014 con un presupuesto de más de 1,3 millones, permitió que el residuo resultante tras el tratamiento inicial y selección de materiales en las fases previas de la planta de tratamiento de los residuos domésticos se pudiera destinar al enriquecimiento de suelos de la actividad agrícola como enmienda orgánica mediante la planta de afino.

Se trata, pues, de una instalación que asegura la calidad de un producto final destinado al enriquecimiento de suelos en la actividad agrícola como enmienda orgánica.

Para las operaciones de tratamiento biológico, se construyó una nueva nave de 7.431 metros cuadrados que acoge la fermentación y maduración de la materia orgánica procedente de la planta de tratamiento de residuos domésticos para terminar el proceso en la línea de afino, que acoge el final del ciclo.

Con ello se mejora la calidad de los restos orgánicos reciclados, destinados a uso agrícola como enmienda de suelos y fertilizante, un 8,79 por ciento del total.